search instagram arrow-down

Querido lector, antes de empezar tenemos que hacer un trato:

  • El lector se compromete a no sentirse frustrado y desilusionado después de leer este artículo.
  • El escritor se compromete a generar inquietudes y dejar algunas ideas al lector.

Seamos claros; no es que no quiera ofrecer las respuestas, simplemente es que no tengo idea de cuáles son, probablemente porque aún nadie las tiene del todo claras.

El mundo, durante las últimas décadas, ha estado recolectando datos constantemente. Hoy, cualquier persona con un teléfono inteligente en sus manos tiene acceso a más información que la que tenía el Presidente de los Estados Unidos hace quince años. Sí, solo quince años atrás. Las personas crean contenido todo el tiempo, en cada punto del globo.

La inteligencia artificial (IA) es una herramienta, quizás la herramienta más poderosa que hemos tenido en nuestras manos desde el descubrimiento de la energía eléctrica, dos siglos atrás. Esta herramienta ayuda a procesar mucha cantidad información con el fin de generar nuevas ideas y conocimientos.

Déjenme darles algunos ejemplos de dónde podemos ver la inteligencia artificial y de cómo la usamos hoy en día.

Uno de los usos más comunes son las recomendaciones. Netflix nos recomienda películas y series para mirar con base en nuestras reproducciones anteriores, nuestra ubicación actual y otros datos intrínsecos que pueden obtenerse. Spotify nos recomienda listas de reproducción, cantantes y canciones. Amazon dice qué libro deberíamos leer o qué productos podríamos necesitar, basándose en nuestras lecturas y compras anteriores. Una de mis recomendaciones favoritas es la de Gmail cuando sugiere posibles respuestas al correo electrónico que estamos leyendo; todas son muy precisas y, a veces, son mejores que la respuesta que yo mismo podría escribir.

Aunque podría parecer magia negra, los resultados de estas recomendaciones provienen de varias fuentes. Si preguntas cómo Google, Amazon, Spotify y Netflix pueden obtener todos estos datos, te preguntaría si leíste los términos y condiciones al momento de registrarse.

Desde hace un par de años, Netflix crea su propio contenido. House of Cards, por ejemplo, no fue creada de la misma forma en que una productora cinematográfica crea sus películas. Netflix tiene mucha información sobre lo que las personas miran, lo que las personas no miran y lo que las personas tienden a elegir, en función de años y años de servicio. Hay una realidad que debemos tener en cuenta, cuando estamos mirando una película en Netflix, Netflix nos está dando el contenido, pero, al mismo tiempo, nosotros le estamos dando a la plataforma información que luego se utilizará para generar nuevos contenido que miraremos en el futuro.

Siguiendo el mismo razonamiento, si Netflix produce películas y series, ¿por qué Spotify no pudo hacer lo mismo con la música? Si hoy nos recomienda, de manera muy precisa, nuevas canciones, en el futuro podrá crear música exclusiva para nosotros, música que nos encantará porque saben lo que amamos y saben lo que jamás escucharíamos.

De la misma manera que hoy recibimos excelentes recomendaciones (incluso aplicaciones de citas online nos dicen con quién podríamos hacer buena pareja), algunas personas se preguntan si llegará el momento en que la humanidad le pida a la inteligencia artificial que decida por nosotros.

Sé que esto puede sonar fascinante para muchos de ustedes y aterrador para otros. Lo único que puedo decir es que ambos tienen un poco de razón.

IBM está trabajando para aplicar la IA en el cuidado de la salud. Es un hecho que tenemos muchas fuentes de información que la medicina podría utilizar para anticipar y prevenir enfermedades en pacientes. La IA es una potente herramienta para la medicina y para el cuidado de la salud. La historia familiar, nuestras propias historias clínicas, medicaciones previas, registros de actividad física, presión arterial, frecuencia cardíaca, cirugías previas y demás, son un aporte valioso para detectar posibles problemas de salud en las personas. En lugar de que los pacientes vayan al médico, es el médico quien se comunicará con el paciente cuando se active una alerta porque los latidos de su corazón no son saludables. Sin embargo, la inteligencia artificial no reemplazará a los médicos, los ayudará a hacer mejores recetas y, con ello, a salvar más vidas. Esta es la dirección hacia la cual empresas, organizaciones y gobiernos deben dirigirse para usar la tecnología en beneficio del planeta y de las personas que lo habitamos.

La tecnología avanza a un ritmo diferente al de las sociedades, lo cual nos pone en frente de nuevos desafíos: ¿de qué forma las sociedades aceptarán el uso de la inteligencia artificial?, ¿qué sucederá cuando dilemas morales necesitan ser resueltos por un sistema? y, ¿cuál será la responsabilidad de la IA en todo este embrollo?

Investigaciones recientes han demostrado que las personas aún prefieren el soporte humano en lugar del soporte de una máquina. Cuando llaman a un call-center o cuando se les pregunta si prefieren un taxi con un conductor o un auto que se maneje solo, masivamente, se inclinan por la opción humana.

Hay muchísimas preguntas sin respuesta, pero estamos recién en el comienzo. ¿De qué cosas te acordás de Internet a principios de los 90? Si habías nacido, probablemente no mucho. Para ponerte en contexto, hoy la inteligencia artificial está como Internet estaba en el año 93.

La IA no reemplazará a la humanidad, la IA ayudará a la humanidad a ser mejores.

Hay algo que está claro, estamos en una nueva era igual o, quizás, mayor a la era de la revolución industrial. Mi invitación al lector es la de ser parte, ser parte de este cambio de paradigma, de aceptarlo y de trabajar en pos de mejorar la vida de las sociedades. Hagamos de este mundo un mejor lugar para nuestros hijos, para nuestros abuelos y para los hijos de nuestros hijos.

Responder
Your email address will not be published. Required fields are marked *

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: